18 de diciembre de 2013

Caso Foncoeco concluye a favor de Ecopetrol


La Corte Suprema de Justicia dio fin al litigio que en contra de Ecopetrol había instaurado el Fondo Cooperativo Multiactivo de Participación de Utilidades de Trabajadores de Ecopetrol (Foncoeco) creado en 1997, en el que se reclamaba el pago de cerca de 67.000 millones de pesos de participación en las utilidades de la empresa, que estimaban se habían causado en el periodo comprendido entre 1962 y 1997.

La reciente decisión de la Corte Suprema de Justicia deja sin piso esta exigencia y cierra de manera concluyente el litigio interpuesto por Foncoeco que surtió un trámite de más de 15 años. En conclusión, Ecopetrol no tiene que pagar la suma de dinero que exigía esta asociación de pensionados.

“La decisión judicial precisó que los dineros apropiados por la Junta Directiva de Ecopetrol, entre los años 1962 a 1975 y reclamados por Foncoeco, fueron pagados en oportunidad por la empresa a los trabajadores, como quedó demostrado con el contenido del dictamen pericial acogido en la sentencia, existiendo solamente al año de 1998 un saldo de 3 millones de pesos aproximadamente que se ordenó entregar a Foncoeco junto con los rendimientos, para un total de 6,6 millones a 1997. La decisión de la Corte se produjo el pasado 1 de noviembre con ponencia de la magistrada Ruth Marina Díaz Rueda”, explicó Rafael Gilberto Manrique, jefe de la Unidad Judicial y Extrajudicial de Ecopetrol.

Antecedentes
Los hechos se remontan al año 1962, cuando la Junta Directiva de Ecopetrol dispuso de manera discrecional una participación en las utilidades de dicho año, decisión que fue tomada año a año en el periodo comprendido entre 1962 y 1975. Desde entonces la Junta de Ecopetrol resolvió no disponer la participación, entre otras razones teniendo en cuenta la expedición de normas que generaban impedimentos de orden legal. Hechas las liquidaciones y pagos respectivos a los trabajadores de la época, quedó en poder de Ecopetrol un saldo de 3,2 millones de pesos liquidados a 1998, de acuerdo con los registros contables de la empresa en los términos del dictamen judicial acogido por el Tribunal Superior de Bogotá.

Dos décadas después, pensionados demandaron a Ecopetrol y Cavipetrol reclamando el pago del saldo restante y rendimientos hasta 1997. En el trámite del proceso se llegaron a dar dictámenes periciales en los que se ordenó el pago de 541 mil millones en 2005, que traídos a valor presente podrían ascender a unos $3 billones. Esta prueba fue descalificada por el Tribunal Superior de Bogotá y por la propia Corte Suprema de Justica al resolver el recurso de revisión, por carecer de fundamento y estar soportada en “error grave” al desconocer los pagos y el registro contable oficial de Ecopetrol.

Durante estos años, Foncoeco fue aumentando su base de afiliados, a quienes les solicitaba un aporte económico mensual con la promesa de que cuando se produjera el fallo condenatorio contra Ecopetrol, el monto de recursos que se recibiera se distribuiría entre todos sus socios.

A pesar de que inicialmente un juez negó las pretensiones de la demanda contra Ecopetrol para obtener una rendición de cuentas por la participación de utilidades decretadas por la Junta Directiva, el Tribunal Superior de Distrito Judicial de Bogotá revocó la decisión y ordenó a la empresa, en el 2003, rendir cuentas, certificando un valor pendiente de pago de $3,2 millones, las cuales fueron objetadas por Foncoeco que pidió un segundo peritaje en 2005.

El 16 de diciembre de 2005, Bernardo Morales Casas, Juez 23 Civil del Circuito de Bogotá, condenó a Ecopetrol a pagar la suma de $541.833 millones a Foncoeco, más los costos del proceso. Esto lo convirtió en el mayor pleito contra Ecopetrol y uno de los más grandes del país.
Ecopetrol apeló esta sentencia y el 22 de junio de 2011 el Tribunal Superior de Bogotá, Sala Civil, con ponencia de la magistrada Clara Inés Márquez Bulla, indicó: “Que lo ordenado fue rendir cuentas sobre los dineros autorizados por la Junta Directiva de Ecopetrol y no sobre el valor equivalente al 3% de las utilidades anuales netas y sus rendimientos”. De acuerdo a este concepto, Ecopetrol aceptó el pago de $6,6 millones a Foncoeco.
Luego de esta decisión, Foncoeco tramitó un recurso de revisión en contra de la decisión del Tribunal Superior de Bogotá, el que finalmente fue resuelto por la Corte Suprema de Justicia el pasado 1 de noviembre donde confirmó la decisión del Tribunal y le da la razón a Ecopetrol, decisión que carece de recursos.

Cabe anotar que la justicia penal investigó al juez Morales Casas concluyendo fallo condenatorio por los delitos de prevaricato por acción, prevaricato por omisión y falsedad ideológica en documento público. Para las autoridades resultó extraño que el juez que condenó a Ecopetrol en este caso firmara la providencia de 40 páginas a las 5:45 p.m. del último día del calendario judicial (el 16 de diciembre de 2005) y que luego de ese último acto como Juez de la República, Morales se hubiese pensionado y abandonado el país, convirtiendo un pleito de 3 millones de pesos en uno de medio billón de pesos.

Tranquilidad para los accionistas
Para poner punto final a 14 años de pleito, el 22 de junio de 2011 la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá revocó la sentencia proferida por el Juzgado 23 Civil del Circuito de Bogotá que ordenaba pagar la suma de medio billón de pesos.
El Tribunal aceptó en la sentencia la posición jurídica sostenida por Ecopetrol desde cuando presentó su rendición de cuentas, según la cual estas debían versar sobre los saldos no distribuidos de utilidades autorizadas por la Junta Directiva hasta 1975, monto que ascendía a $3,2 millones y que, traído a valor presente por el Tribunal desde diciembre de 1998, equivale a $6,6 millones. Hoy la Corte Suprema de Justicia ratificó esta decisión.

“Ecopetrol tiene obligación de prevenir a los trabajadores y pensionados sobre la realidad y el alcance de los derechos que se discuten en sedes judiciales para que no se generen falsas expectativas sobre reparto de dineros, sin que exista para ello un derecho o una causa legal que las genere y evitar así manipulación de información para beneficio de terceros”, dijo Manrique. Por lo anterior está en disposición de entregar la información necesaria que permita a las personas tomar decisiones objetivas y ciertas sobre inicio de acciones judiciales que pueden resultar infundadas y temerarias.

¿Qué es Foncoeco?
Foncoeco es un fondo particular que tramitó personería jurídica gestionado por un grupo de 28 pensionados y extrabajadores de la empresa en la ciudad de Barrancabermeja, que adelantó un proceso de rendición de cuentas contra Ecopetrol con fundamento en derechos no ciertos y desconociendo el debido manejo por parte de la empresa de los recursos que dispuso en favor de trabajadores que laboraron en el periodo de 1962 a 1975, a quienes les fue causado y pagado los valores asignados.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Las opiniones expresadas por los lectores y a traves de esta página web, son de exclusiva responsabilidad de quien las envía y se acogen para garantizar el derecho fundamental constitucional a la libre expresión de los ciudadanos, pero se advierte que dicho derecho debe ejercerse con responsabilidad y en el respeto a los demás, a la moral y a las buenas costumbres. Dichas opiniones no reflejan la opinión del periódico Noticesar, ni lo comprometen, ni son avaladas por esta casa editorial. Solo usuarios registrados.