Loading...

25 de mayo de 2012

El síndrome del chisme azota

a Aguachica y no deja actuar a las autoridades
Con el fin de crear una reflexión* a los comentarios malintencionados que circulan en este municipio y se han extendido por toda la región.

El rumor y el chisme
Las diferencias entre rumor y chisme no son claras, hay quienes las establecen con relación al ámbito de su ocurrencia, a los hechos que los originan y a los efectos que producen.

De todas maneras, los rumores y chismes que circulan entre la gente, si ocurren al interior de una institución u organizacional social, pueden afectar la convivencia y el clima de trabajo, pueden ser positivos o negativos, según el tratamiento que se les dé.

En los últimos meses, por ejemplo, el clima de las relaciones entre el expresidente Uribe y el presidente Santos ha evolucionado del rumor y el chisme hacia hechos reales que pueden tener repercusiones políticas trascendentales en el futuro inmediato.

Aquí en Aguachica, la situación no es diferente pero tampoco para sentirnos orgullosos de eso, pies en los últimos días muchas cosas se han dicho y todo se lo achacan a los periodistas.    

En la segunda ciudad, no hace muchos días, se ha desatado un síndrome de capturas y persecuciones producto de la politiquería causando enorme revuelo al punto que el teléfono de los periodistas no descansa ni de noche.

Es común, igualmente, escuchar rumores de que tal Secretario va a renunciar o va a ser remplazado; o que tales políticos ya están armando listas a la alcaldía con líderes distintos a los que han venido apoyando hasta ahora.

También se escucha la tergiversación de noticias y cada quien dependiendo de su capacidad le incrementa, disminuye o distorsiona casi en su totalidad.

Pero vuelvo al tema del rumor y del chisme. El rumor es una estrategia que se pone a circular en una organización o grupo para desprestigiar a alguien, es un estrategia de rechazo hacia algo que está funcionando mal; tienen un poco de verdad y el mensaje es ambiguo; circula como un virus de boca en boca y en la mayoría de los casos, al interior de una organización o empresa es la evidencia de problemas de comunicación entre las personas, de reacción contra actitudes autoritarias de los directivos, o también es el hambre de poder.

En consecuencia, es conveniente indagar sobre los motivos de los rumores y de los chismes, porque estos circulan más rápidamente que los informes o comunicaciones formales que emitan los jefes.

En cuanto al chisme, que tiene su origen en una mentira, es una degradación de la verdad pero también el indicio de algo que puede ocurrir, incluso ha sido utilizado como estrategia de guerra como sucedió en  la segunda guerra mundial.

Pero, en una empresa u organización social cualquiera puede atentar contra el derecho al buen nombre, puede generar acoso psicológico o burnout y puede desembocar en una calumnia, casos en los cuales se convierten en delitos o en faltas disciplinarias sancionables.

Hoy que es muy frecuente hablar de bullying o intimidación en el ámbito escolar, es pertinente saber que existe el fenómeno del burnout, como consecuencia del estrés, en el que se puede caer a través del rumor y el chisme dañino, entre otras causas.

    “Lo esencialmente negativo y nocivo del chisme y del rumor, consiste en la intención de dañar a otro ser humano. Este daño no es físico sino primordialmente psicológico, moral, convirtiendo al chisme en una poderosa herramienta social para infringir daño en una forma anónima e impune” (Vásquez Rosado. 2006).

Un estudio del Dr. Parker encontró que entre preadolescentes se chismea un promedio de 18 veces en una hora. Entre los adultos se da 33 por ciento entre los hombres y 20 por ciento las mujeres.

Es muy difícil frenar el rumor o el chisme, pero lo aconsejable es enfrentarlo para poder sacar a Aguachica de la situación en  la que está sumida por una estrategia que se ha incrementado en los últimos días.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones expresadas por los lectores y a traves de esta página web, son de exclusiva responsabilidad de quien las envía y se acogen para garantizar el derecho fundamental constitucional a la libre expresión de los ciudadanos, pero se advierte que dicho derecho debe ejercerse con responsabilidad y en el respeto a los demás, a la moral y a las buenas costumbres. Dichas opiniones no reflejan la opinión del periódico Noticesar, ni lo comprometen, ni son avaladas por esta casa editorial. Solo usuarios registrados.

Ojo a esto: No tiene sentido no estar afiliado, la muerte llega sin avisar.

Ojo a esto: No tiene sentido no estar afiliado, la muerte llega sin avisar.
Solicite la visita de un asesor: 5653508